“DÍA NACIONAL DE LA MEMORIA POR LA VERDAD Y LA JUSTICIA”

EL 24 de marzo nunca es una fecha en la que las palabras surjan con facilidad. Los sentimientos, que están presentes todos los días de nuestras vidas, se condensan en este día y hacen trampas en la garganta a la hora de decir lo que queremos decir. 
Desde Marzo de 1976 hasta diciembre de 1983, los militares instalaron un gobierno de facto que se adjudicó la suma del poder público, se atribuyó facultades extraordinarias y en el ejercicio de esos poderes, practicó un terrorismo de Estado violando repetidamente los derechos humanos.
El Congreso de la Nación dispuso por ley ésta fecha “Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia”.
Es púes, entonces una jornada de duelo y homenaje a las víctimas y también para la reflexión crítica sobre la gran tragedia argentina que se abrió un día de Marzo como hoy con el golpe militar que fue el camino y el instrumento del terrorismo de Estado, la más cruenta de las experiencias antidemocráticas que nuestro país haya padecido.
Editores, periodistas, escritores, poetas y cantantes fueron prohibidos, otros asesinados.
El Gobierno Militar creó un grupo especial encargado de controlar y censurar todo tipo de producción científico, cultural, política o artística.
Miles de personas civiles sospechadas de ser guerrilleros o activistas fueron perseguidas, secuestradas, torturadas y ejecutadas en centros clandestinos de detención. En paralelo, se ejecutó un plan sistemático de apropiación de los niños que fueron llevados junto a sus padres y los que nacieron durante el cautiverio de sus madres, para ser entregados a familias en adopciones ilegales.
Muchos de esos niños, hoy ya adultos continúan sin conocer su verdadera historia.
Los 30.000 desaparecidos y la ruptura del tejido social de esos 7 años y medio que duró el horror, ameritan reflexionar sobre el pasado reciente, como una manera de comprender el presente y proyectar el futuro de la vida social en democracia.
En el marco de esta fecha quedó inaugurado el Paseo de la Memoria, dispuesto por la Ordenanza 3618/2014, donde trabajaron en forma conjunta la Municipalidad de Rivadavia y el Espacio de Derechos Humanos.
Integrantes del Espacio de derechos Humanos descubrieron una placa y junto a alumnos de la Escuela Secundaria Nº 5 plantaron un árbol, para no olvidar, para que la memoria de los 30000 desaparecidos durante el periodo más oscuro y sangriento de nuestra historia se haga raíz en cada uno y brote, crezca , florezca y se agigante en todos.